Baba de caracol para el pelo

De todos los extraños y maravillosos ingredientes naturales que se utilizan para el cuidado del pelo, probablemente muy pocos pensaron que algo como la baba de caracol para el pelo seria uno de los grandes tips de bellezas que han tomado fuerza en los últimos años.

La baba de caracol ha sido uno de los muchos secretos de belleza mantenidos por generaciones, siempre recomendado para sanar temas relacionados con la piel como el acné o quemaduras, también se puede utilizar este exótico ingrediente natural para resolver dolencias en el cuero cabelludo y para mantener el cabello en buen estado.

Utilizado como ingrediente curativo y de belleza a lo largo de las Américas y más allá durante siglos, la baba de caracol es también ampliamente incorporada en cosméticos, incluyendo tratamientos para el cabello. Recientemente, la baba ha estado obteniendo interés en todo el mundo, y actualmente es objeto de muchos estudios investigando por sus propiedades bioactivas.

Rico en antioxidantes y glicoproteínas, ciertamente está lleno de muchos constituyentes atractivos. La baba de caracol entrega algunas propiedades sorprendentes que lo transforman en un ingrediente multifuncional.

baba de caracol para el pelo

Baba de caracol para el cabello

Una de las propiedades de la baba natural de caracol es su delicada superficie hidratada. Estudios han demostrado que la baba de caracol aumenta la capacidad de la piel humana para contener el agua. También la baba de caracol se constituye en más de un 90% de agua, mezclado con proteínas naturales y otros polímeros que lo hacen altamente higroscópico. Este efecto hidratante puede ayudar a sellar la humedad en la cabellera.

La baba de caracol protege al cabello del daño

Mezcla compleja de proteínas en la baba de caracol, micronutrientes y ácidos glicólico han evolucionado para proteger la piel frágil de este animal del daño, infecciones y los rayos UV.

Este gel natural consiste en una red de polímero que actúa como una capa protectora, de amortiguación y capaz de blindar las piezas expuestas y suaves del cuerpo del caracol.

Esta mezcla se puede utilizar para proteger el cabello y la piel de los rayos del sol. Los estudios recientes indican que también puede proteger contra los radicales libres que dañan tu cabello y la piel. La baba de caracol es igualmente efectiva para proteger el pelo contra el daño causado por la presión del diario vivir, acciones como peinar o la torsión del cabello puede generar daños que la baba de caracol aplicada en el cabello puede contrarrestar.

Suaviza el cuero cabelludo

La baba de caracol durante mucho tiempo se ha aprovechado por sus “poderes curativos”. Dentro de sus usos tradicionales incluyen acelerar la curación y prevenir cicatrices, además en contra de condiciones que puede presentar la piel tales como acné, infecciones y quemaduras.

Estas poderosas propiedades la convierten en una solución para calmar un cuero cabelludo tensionado, inflamado, especialmente expuesto a quemaduras de calor y químicos dañinos.

También la baba de caracol en el pelo logra recubrir los filamentos en una suave capa de sellado, rellenando las grietas y suaviza las secciones ásperas. Si el tallo del cabello es irregular o tiene secciones de baches que juntas dan a sus filamentos una forma frágil, el aplicar baba de caracol en el pelo genera una sedosa capa de protección.

Baba de Caracol para cabello enredado

Los residuos de la baba de caracol se componen de una secreción transparente altamente líquida que actúa como lubricante y ayuda a que el cabello sea deslizable. Este lubricante también puede trabajar como una manera de suavizar tu cabello.

Los cepillos y peines son fáciles de deslizan por cabellos cubiertos con este resbaladizo lubricante natural.

La baba de caracol también deja una capa suave en los filamentos que a su vez crea una superficie uniforme. Esta superficie incluso ayuda al pelo a reflejar la luz, dándole mucho brillo y cubriendo grietas y defectos que reducen el potencial del brillo natural.

Comments(3)

  1. febrero 10, 2016
    • febrero 10, 2016
  2. mayo 26, 2016

Leave a Comment