Cómo cuidar la belleza del rostro en casa

El cuidado facial es una de las cosas fundamentales cuando deseamos mantener la belleza natural de nuestra piel. Nuestro rostro suele ser lo primero que el mundo ve de nosotros, por lo que el tener una imagen descansada, una piel brillante y lisa, le dice al mundo que tenemos una buena salud.

Los cuidados de la piel suelen ser sencillos en la mayoría de los casos. El tener hábitos saludables como el beber agua de manera constante, el alimentarse con muchas frutas y verduras, además del dormir mínimo 8 horas al día, suelen ser una serie de factores que nos prometen tener una salud de la piel óptima. Sin embargo, hay casos en donde una enfermedad o un simple descuido de nuestra imagen personal, lleva a que la salud de la piel se deteriore. También cosas simples como el no dormir lo suficiente, puede generar ojeras, una imagen cansada y deteriorar el tejido facial.

Cuidando el rostro en casa

Limpieza facial profunda

Si optamos por mantener una buena salud del rostro en casa, sin visitar por ejemplo un centro de estética, entonces debemos recurrir a lo siguiente.

Una dieta saludable; como antes se expresó el tener una dieta saludable es fundamental para tener una buena salud en general. En el caso del cuidado de la piel, el incluir en nuestra dieta el consumo regular de frutas como las manzanas, ayudará a mejorar la salud de la piel. Las manzanas cuentan con un efecto depurador en el organismo, por lo que básicamente estaremos limpiando luego organismo desde el interior.

Otro elemento que deberíamos incluir en nuestra dieta regular es el té verde. Lo que el sucede con el té verde en el interior es sencillo, este también cuenta con un efecto depurador, pero también ayuda a aumentar un poco el metabolismo, esto se traduce en que tendremos más energía en el día, además de que podremos quemar más calorías, lo que en el largo plazo, nos ayudará a perder peso.

Cuidado externo de la piel del rostro; Es turno de hablar de opciones más tradicionales. Por ejemplo, si deseamos mantener una buena salud facial, entonces podemos recurrir a cremas de todo tipo para un tratamiento focalizado. Por ejemplo, en Mimaos podemos encontrar cremas para ojeras, cremas para arrugas, cremas para masajes después de los ejercicios, etc.

Otra forma de cuidado externo de la piel, es recurriendo a elementos como el aloe vera. Específicamente el gel que se puede extraer de la hoja de esta planta. Este gel cuenta con un efecto reparador en los tejidos de la piel, entonces se ha utilizado por los siglos para sanar desde quemaduras, hasta cicatrices. Su uso es sencillo, lo único que necesitamos es extraer el gel de una hoja y este se aplica por sobre la piel del rostro generando un masaje sencillo. Tras aplicar este masaje, notaremos como nuestra piel queda más relajada, brillante y refrescada.

Mascarillas caseras

Finalmente tenemos la opción de recurrir a una mascarilla casera.

Una mascarilla sencilla es aquella que se hace con tomates. Simplemente partimos este alimento en rodajas y tras lavar el rostro, estás rodajas deben ser puestas sobre la piel en donde permanecerán por cerca de 25 minutos. Luego retiramos y lavamos el rostro con agua tibia. Este tipo de mascarillas caseras se puede aplicar tres veces por semana.

Leave a Comment