Múltiples remedios caseros para las varices inflamadas

Las varices son venas retorcidas y agrandadas, usualmente se encuentran en las piernas. La presión excesiva que se genera sobre estas venas, especialmente cuando se está por mucho tiempo de pie y sentado, son la razón principal de la ampliación de estas venas superficiales, aunque claro, también la herencia parece tener un papel importante, una manera de controlar este problema, es recurrir a una serie de remedios caseros para las varices inflamadas.

Dado que nuestras piernas son la extremidad más lejana de nuestro corazón, se requiere de un esfuerzo extra para bombear sangre por las venas en la zona de las piernas y que posteriormente, regrese al corazón en contra de lo que es la gravedad. Esto se hace por los músculos de nuestra pantorrilla. Hay válvulas emparejadas en estas venas para prevenir el reflujo de la sangre, pero como nuestras venas pierden su elasticidad y se dilatan, estas válvulas pueden llegar a fallar. Esto da lugar a que la sangre se estanque en nuestras venas, causando que se tuerzan y se abulten.

Remedios caseros para las varices inflamadas simples

Masaje suave: El agrupamiento de sangre que se produce en las venas es un problema importante el cual se exacerba en las varices. Hace que las paredes de las venas se amplíen y se tuerzan, impidiendo el flujo de sangre más lejos. La formación de coágulos sanguíneos es otro riesgo, por lo que siempre ayuda el mantener las piernas en una posición ligeramente elevada mientras uno se sienta y se acuesta para permitir que la sangre fluya hacia el corazón. Pero el masaje es una forma más activa de aumentar la circulación sanguínea, aunque debe administrarse con mucha suavidad en personas con varices para que sea un tratamiento para las varices efectivo.

remedios caseros para las varices inflamadas

remedios caseros para las varices inflamadas

El masajear las piernas con suaves trazos ascendentes puede suavizar las venas retorcidas y acelerar el flujo sanguíneo. Nunca se tiene que utilizar la presión directamente sobre venas protuberantes. Se recomienda el usar aceite de oliva o aceite de coco para lubricar la piel. También se puede agregar algunas gotas de aceites esenciales de hierbabuena o gaulteria para generar un efecto calmante durante el masaje.

Compresión: El aplicar presión uniforme sobre las piernas con medias de compresión, las cuales son especialmente diseñadas para este problema, es un remedio probado para las varices. La pérdida de elasticidad en los vasos sanguíneos y su consecuente ampliación reduce el dolor. La presión suave que se genera, pero consistente comprime las venas, reduciendo su diámetro. Esto ayuda a las válvulas a trabajar más eficazmente para prevenir el reflujo.

Cuando se usa en las etapas iniciales de las varices, las medias de compresión pueden detener el progreso de la afección, o incluso revertirla.

Apoyo dietético: Esto es uno de los mejores remedios caseros para las varices inflamadas. La investigación nos indica que un aumento en los niveles de homocisteína en la sangre puede dañar el revestimiento de los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de sufrir de trombosis y varices. La deficiencia de vitaminas del complejo B, B6, B9 y B12 en particular, eleva los niveles de homocisteína. El consumo de alcohol también tiene un efecto similar.

Todas estas vitaminas deben ser suministradas idealmente en el cuerpo a través de alimentos; por lo tanto, los alimentos como el atún, salmón, el camarón, pollo, pavo y el huevo son excelentes fuentes de estas vitaminas.

Leave a Comment