Como comprender la decodificación orgánica o Bio-decodificación

La decodificación orgánica o Bio-decodificación puede ser analizado como una práctica de la técnica de desarrollo personal. Esta se encarga de cierta manera de clarificar los orígenes de nuestras dificultades físicas, el comportamiento, nuestras relacionales y las analiza usando herramientas simples.

Todo esto está acompañado del postulado de que cada comportamiento satisface una necesidad biológica de supervivencia. Consecuentemente, cualquier exceso, comportamiento o síntomas físicos indican que se tiene una necesidad vital, la cual no fue satisfecha en un cierto momento de nuestra existencia.

Un ejemplo de lo anterior es alguien que no se alimentó bien, esta persona comenzara de cierta manera con una actitud de almacenamiento, en este caso, almacenamiento de alimentos con reservas importantes de comestibles, teniendo un congelador grande y así sucesivamente, esto como antes fue dicho, si el problema de la persona se refiere a la falta de alimentos en una etapa importante de su vida.

Decodificación orgánica ejemplificada

Otro ejemplo puede ser una persona que perdió el amor de su madre en los primeros meses de su vida. Ella puede estar en constante búsqueda de relaciones de fusión, todo en un intento de obtener un máximo de abrazos, y el amor en la preparación para una eventual separación, algo que puede llevar a un tiempo difícil, generando un miedo constante de perder algo.

Bio-decodificación

Si el comportamiento que compensa la sensación de carencia no es suficiente en nuestra vida, esta persona podría incluso desarrollar un desorden del hígado, cuya función es almacenar.

Nuestro cerebro físico escoge el órgano cuya función coincide exactamente con esta necesidad insatisfecha que tiene que ser compensada. Usando esta base biológica, la decodificación orgánica hace posible que sea instantáneo y rápido el apuntar el tipo de problema y encontrar el origen que viaja producto de una emoción.

Cuando nos enfrentamos a ciertos acontecimientos de nuestra vida, pensamos, sentimos y actuamos. Las emociones dan accesos directos a nuestras células que son capaces de hablar con nosotros acerca de nuestra vida interior y lo que falta o tiene en exceso.

Las células no pueden mentir porque no pueden pensar o incluso juzgar lo que es bueno o malo para nuestra vida. La sensación es una sensación física que nos permite encontrar cual es la emoción original y todo lo que estaba presente en el momento del evento que genera esta verdadera programación. Por ende, la dramática situación original en la que no podíamos actuar efectivamente en el momento en que sucedió, creó pensamientos que nos confunden, una emoción que nos invade, una creencia que de cierta forma nos bloqueó, y la decisión que nos obligó a actuar de una manera específica en nuestro futuro.

Esto también suele ser descrito como la representación de síntomas físicos o conductuales, los cuales producto de ciertas experiencias de vida, nuestro cuerpo interpreta de una manera diferente en comparación a como nosotros razonamos.

Por medio de ejercicios sencillos, lo que estaba oculto y limitado llega a ser expresado, dejando espacio para una nueva experiencia de vida positiva en donde el individuo, con la ayuda del bioterapeuta, se convierte en el autor, creador y actor de lo que es su propia vida.

Leave a Comment