Dieta rápida para perder peso en adultos

Perder peso es posible si se mantiene una alimentación sana y se complementa con una rutina de ejercicios. Pero no siempre sabemos que comer ni cuales son los alimentos que gracias a sus propiedades nos pueden ayudar a adelgazar; una dieta rápida para perder peso se puede transformar entonces en la solución cuando tenemos kilos de más y hemos luchado contra ellos sin éxito.

Cuando se sigue una dieta para perder peso, no se debe extender más allá de los días recomendados. La mayoría de las dietas que son rápidas y efectivas tienen una duración de entre 5 y 7 días, por temas de salud no se recomienda exceder este periodo de tiempo.

Dieta rápida para perder peso en una semana

Esta dieta rápida para perder peso, ayuda a perder entre 4 y 5 kilos en una semana si además se mantiene una actividad física constante. Esta dieta consiste en preparar una “sopa milagrosa” la que fue preparada en 1988 por el Hospital de Loma Linda, California Estados Unidos, la que se le suministraba a pacientes con enfermedades cardíacas y exceso de peso.

Durante siete días el cuerpo tendrá un proceso de depuración , eliminando todo tipo de toxinas gracias a esta dieta, donde solo se deben comer frutas, vegetales, carne y sopa. Para preparar la sopa se necesita repollo, ya que entrega gran saciedad al cuerpo y ayuda a acelerar el metabolismo.

Dieta rapida para perder peso en adultos

Dieta rápida para perder peso en adultos

La receta de la sopa de repollo es muy simple, para prepararla se necesita tres cebollas blancas, un tomate, un pimiento verde, una porción o cabeza de repollo, un tomate, dos zanahorias, un manojo de apio, especies naturales y sal a gusto. Se cortan los vegetales y se introducen a la cacerola con suficiente agua, se sazona la sopa con especias naturales y se hierve por 10 minutos.

El plan alimenticio que se debe seguir para esta dieta rápida para perder peso es estricto, el día uno se deben comer varias porciones de frutas durante el día, lo ideal es comer piña, sandía y melón; además de la sopa de repollo al almuerzo y a la cena. Para el día dos se deben comer vegetales crudos, evitando los frijoles, maíz o guisantes verdes, bebiendo mucha agua y la sopa al almuerzo y cena.

Para el día tres se deben consumir frutas y vegetales durante el día, evitando comer patatas y bananas; la sopa debe siempre ser parte del almuerzo y la cena. Para el día cuatro se deben beber durante el día 6 vasos de leche descremada y 8 bananas o plátanos, esto ayudará a dar una inyección de energía al cuerpo y saciará el apetito por alimentos dulces; mientras que el día cinco se deben consumir entre dos y tres porciones de carne magra en pequeñas porciones y seis tomates durante el día. La carne debe ser cocida o asada y los tomates se pueden consumir hervidos o crudos en ensaladas, bebiendo además suficiente agua.

En el día seis se pueden comer entre dos y tres porciones de carnes magras, complementando la dieta con una gran cantidad de vegetales crudos o hervidos. Por último el día siete se pueden comer hasta tres porciones de arroz integral al día y se puede beber un batido de frutas y vegetales sin azúcar.

Leave a Comment