Remedios caseros para el dolor de muela que funcionan

Si se está experimentado un dolor de muelas, es importante averiguar cuál es la raíz de nuestro malestar. A partir de ahí, entonces se puede determinar cómo aliviar los síntomas con una serie de remedios caseros para el dolor de muela.

Cosas como el generar un enjuague regular con agua salada y la aplicación de una compresa en frío generalmente son cosas simples que pueden remediar la irritación y dolor, especialmente cuando las molestias en realidad son leves, esto porque los dolores de muelas cuando son más serios pueden requerir de la intervención del dentista. Si nuestros síntomas persisten por más de uno o dos días, entonces se recomienda el consultar a la brevedad con un dentista. Este nos puede proporcionar orientación sobre cómo aliviar nuestros síntomas y prevenir de esa manera el dolor en nuestro futuro.

Por otro lado, también se recomienda el hablar con nuestro dentista antes de usar cualquiera de los siguientes remedios esto si se encuentra embarazada, amamantando, o si se tiene alguna condición médica que pueda ser perjudicada producto de ingredientes herbales.

Remedios caseros para el dolor de muela

Remedios caseros para el dolor de muela agua con sal; Para muchas personas, el realizar un enjuague con agua salada es un tratamiento eficaz que no solo destaca por ser eficaz, es también uno de los remedios más sencillos de realizar. El agua salada es un desinfectante natural, por lo que puede ayudar a aflojar las partículas de alimento y eventuales desechos que se pueden atascar entre los dientes y que pueden agudizar las molestias. El tratamiento para un dolor de muelas con agua salada también puede ayudar a reducir la inflamación y curar cualquier herida en nuestra boca.

Remedios caseros para el dolor de muela

Remedios caseros para el dolor de muela

Para usar este enjuague bucal casero solo hay que mezclar media cucharaditas de sal en un vaso con agua tibia y esta bebida se tiene que utilizar como enjuague bucal.

Compresa fría; Hay que considerar que se puede usar una compresa fría para aliviar cualquier dolor que se esté experimentando, especialmente si se tiene algún tipo de molestia en nuestra muela. Cuando se aplica una compresa fría, los vasos sanguíneos del área en donde se aplica se contraen, esto hace que el dolor se sienta menos severo. El frío también puede reducir cualquier hinchazón e inflamación.

Para usar este remedio sencillo y efectivo, solo se tiene que sostener una bolsa de hielo envuelta en una toalla al área afectada por cerca de 20 minutos. Esto se puede repetir cada pocas horas.

Quitar dolor de muela rápido con ajo. Durante millones de años, las personas han reconocido en el ajo a un verdadero milagro de la naturaleza, especialmente cuando se tienen que curar todo tipo de dolencias. El ajo no sólo puede matar las bacterias nocivas que pueden causar placa dental, también puede actuar como una especie de mitigador de dolor.

Para usar este elemento, solo se tiene que machacar un diente de ajo para crear una pasta y esta deberá ser aplicada en el área afectada. De manera alternativa se puede masticar lentamente un diente de ajo fresco.

Leave a Comment