Carbohidratos que no engordan y su importancia para el cuerpo

Los hidratos de carbono generalmente se relacionan con los azúcares y harinas, enemigos claros de las dietas para perder peso. Pero no todos los carbohidratos engordan, existen otros que si son recomendables comer y además son importantes para el funcionamiento correcto del organismo; los carbohidratos simples son los que aportan al organismo calorías vacías que solo favorecen en el aumento de peso porque estimulan el apetito, en cambio, los carbohidratos que no engordan son los complejos, los que tienen un alto contenido de fibra y gran poder saciante, lo que es muy importante para adelgazar.

A diferencia de los carbohidratos simples, los que no engordan ayudan a controlar el apetito por eso son nuestros aliados en las dietas para bajar de peso; además requieren más energía del organismo para su metabolismo, lo que se traduce en una quema acelerada de calorías.

Carbohidratos que no engordan cuales añadir a la dieta

Los carbohidratos que no engordan están conformados por una cadena de moléculas de azúcar que se entrelazan entre sí. Estas moléculas reciben el nombre de almidones y son las encargadas de aportar la energía que el organismo utiliza para funcionar correctamente y para consumir los alimentos; en cambiando los hidratos de carbono simples además de la falta de vitaminas y minerales, la energía que se libera se convierte en grasas la que se acumula y provoca el exceso de peso.

Carbohidratos que no engordan y su importancia para el cuerpo

Esto explica la importancia de agregar carbohidratos complejos a la alimentación porque tienen la facultad de no hacernos engordar si se comen con moderación y si además la alimentación es sana es complementada con una actividad física mínima de 3 veces a la semana. Cuando se habla de carbohidratos que no engordan, legumbres ricas en fibra, cereales integrales, frutas y verduras frescas, además de semillas, leche de soja, guisantes, galletas de avena, pan integral, patatas, arroz integral, salvado y frijoles son parte del listado de estos alimentos.

Al decidir añadir hidratos de carbono de buena calidad a la alimentación es importante revisar su etiquetado cuando se compren en los supermercados, debiendo preferir aquellos que tienen entre 2,5 y 4,8 gramos de fibra y que están elaborados con granos enteros; de esta forma nos podemos alimentar sanamente y controlar el apetito, favoreciendo así la pérdida de peso con alimentos que utilizan la energía para su consumo y no se acumulan como grasa, lo que si hacen los hidratos de carbono simples.

La idea de eliminar los hidratos de carbono de la dieta cuando se necesitan perder algunos kilos es errada, al contrario son indispensables y una forma de añadir aquellos que si son recomendables son los carbohidratos complejos o también conocidos como carbohidratos que no engordan; los que no aportan calorías vacías y además ayudan a saciar el hambre por más tiempo. Pero no solo se debe prestar atención a esto, también es necesario añadir a la dieta frutas y verduras frescas, beber abundante agua y eliminar bebidas gaseosas, así como dulces y bollería, ya que tienden a portar grandes cantidades de azúcar y calorías al cuerpo.

Leave a Comment