Intestino irritable tratamiento y prevención de sus síntomas

El síndrome del intestino irritable, se trata de un desorden relativamente común. Hay estadísticas que señalan que una de cada cinco personas sufre de este problema. Estas mismas estadísticas nos señalan que son las mujeres quienes tienen el doble de probabilidades de padecer de este problema.

A pesar de que es un problema recurrente en la población, lo cierto es que aún se desconoce bastante sobre este desorden, esto se debe a que el área afectada, la zona gastrointestinal, es demasiado dinámica. El tracto gastrointestinal comprende a nuestro estómago, intestino delgado y el colon.

Los pacientes con este problema tienen una serie de síntomas, en donde se incluye el dolor abdominal y cambios en los hábitos intestinales. Mientras que la causa no está clara, este es un trastorno funcional, es decir, perjudica la función intestinal a pesar de que el cuerpo parece normal en pruebas médicas.

Intestino irritable tratamiento síntomas

En las personas con intestino irritable, se generan contracciones que no están coordinadas, por lo que pueden durar demasiado tiempo o no lo suficiente. Cualquiera de estos dos extremos afecta los movimientos intestinales y puede resultar en síntomas incómodos y dolorosos.

Intestino irritable tratamiento

Intestino irritable tratamiento

Los síntomas predominantes son la presencia de calambres y dolor abdominal, hinchazón, gases y problemas con las defecaciones. Los síntomas también a menudo varían entre las personas. El verse expuesto a cuadros de estrés y los cambios en niveles hormonales, pueden exacerbar los síntomas.

Los desencadenantes de este problema usualmente incluyen factores ambientales, una dieta poco saludable, estrés y ansiedad, además de la presencia de bacterias intestinales.

Tratamientos

Los medicamentos recetados o de venta libre pueden controlar los dolores. Medicamentos como Alosetrón, Lubiprostona y Enterogermina son medicamentos que pueden ser utilizados para controlar los principales síntomas de este problema.

Los ajustes en la dieta, como la limitación de alimentos altos en gas y la incorporación de alimentos ricos en fibra, pueden mejorar el problema. Hay estudios que reflejan que aproximadamente dos tercios de los que sufren de intestino irritable experimentan mejorías con los cambios en su dieta. Estos cambios típicamente incluyen la reducción o eliminación completa del consumo del alcohol y la cafeína, así como evitar alimentos lácteos, picantes y grasos, mientras que gradualmente se deben beben más líquidos que no sean cafeinados y no tengan alcohol.

Los investigadores también señalan que el mantener un patrón de comida regular, entiéndase desayuno, almuerzo y cena, con bocadillos según sea necesario, tomando tiempo para sentarse a comer y el masticar todos los alimentos a fondo, evitara de esa forma el comer tarde por la noche, algo que podría disminuir potencialmente los síntomas.

La falta de tratamiento

Mientras que en la mayoría de los casos este problema puede ser controlado por medio de un tratamiento sencillo, hay casos en donde la ausencia de tratamiento puede desencadenar en problemas más complejos.

Insuficiencia Pancreática; Este problema es básicamente una deficiencia en el Páncreas, algo que evita que se generen las enzimas necesarias para metabolizar los alimentos en nuestro intestino. Esto genera problemas con la nutrición, por lo general, genera una pérdida de peso muy poco saludable.

Diabetes; Esto suele estar vinculado con los problemas en el Páncreas, algo que evita la generación de insulina, todo se traducirá en un exceso de glucosa en nuestra sangre.

Úlceras; Estas son lesiones en la piel o mucosa, problemas que aparecen en la zona del estómago o duodeno. Este problema se caracteriza por un intenso dolor. Uno de sus principales síntomas son los vómitos y sangrado. Producto del dolor, muchas personas recurren a remedios como el permanganato de potasio, elemento que a pesar de que si es utilizado para cierto tipo de ulceras, no es recomendado para el tipo de ulceras intestinales sin una supervisión medica. Siempre será mejor visitar a un especialista antes de consumir cualquier elemento.

Cáncer de Colon; Debido a un pésimo funcionamiento de nuestro tracto digestivo, esto genera acumulación de agentes tóxicos, lo que aumenta la posibilidad de que este problema aparezca.

Leave a Comment